La falta de conocimientos seguramente te hará pensar que todas las serpientes son muy parecidas o tienen las mismas cualidades, pero no es así. La mamba negra es una de las que más aspectos diferentes tiene al resto y, por ello, es también de las más admiradas. Tenemos muchas cosas que debes saber. Más allá de una lista de curiosidades, es información sobre su vida y físico, para que aprendas a diferenciarla hasta cuando está en su hábitat natural, donde aprecias como se alimenta y vive junto a millones de animales más en su alrededor.

Lo primero en conocer es el origen de su nombre, se llama La Mamba Negra a esta serpiente porque tiene un color entre azul y negro en la parte interior de su boca, que únicamente se ve cuando abre para morder al sentirse bajo alguna amenaza.

Está de primera en varias clasificaciones: La más veloz del mundo al llegar a 20 kilómetros por hora, la más larga del mundo por tener hasta 4 metros de longitud y la serpiente más venenosa de África, así que no debes acercarte si la ves.

Su alimentación es muy variada, puede en casos extremos comerse a otras serpientes para no morir. Pero en condiciones tradicionales la mamba negra come tanto aves como otros mamíferos que sean relativamente pequeños. Logran cazar al camuflarse entre las plantas y tardan unas 10 horas en su proceso de digestión.

En la actualidad hay un antídoto para las personas que sufren una picadura de Mamba Negra, pero este se distribuye de forma desigual y sigue siendo común la muerte por picaduras de esta serpiente en el continente. Una persona sin el medicamento apenas logra vivir unos 20 minutos, sufriendo terribles dolores.

Es una serpiente que prefiere huir, no es común que ataque y por ello otras especies terminan siendo más letales en cuanto al veneno.

Básicamente desde que nacen pueden inyectar su veneno, que es entre 100 y 120 miligramos por picadura, de los cuales ya 15 mg son suficientemente letales como para que la persona muera en segundos.

Imagen de Torulus en Pixabay.

enviadme GRATIS mi ebook de CURIOSIDADES