Agujero blanco es un término propuesto para definir una solución a las ecuaciones del campo gravitatorio de Einstein, cuya existencia se cree imposible, debido a las condiciones tan especiales que requiere.


Podrían definirse como lo opuesto a los agujeros negros: mientras que estos son auténticos tragones que no deja escapar nada (ni siquiera la luz), los agujeros blancos serían una colosal erupción de materia y energía. Se trata de un fenómeno hipotético, no observado, pero que puede deducirse de la teoría de la relatividad de Einstein.